Peña: A la mitad del camino…

Reflexiones de mitad de sexenio

 

Comienza diciembre de 2015 y es inminente una valoración ―aunque sea personal― de la administración de Enrique Peña, que ha significado el regreso de su partido, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la cumbre del Poder Ejecutivo federal en México después de 12 años de ausencia.

La plataforma de gobierno de Peña prometió acuerdos entre la clase política ―Pacto Por México, le llamaron― para lograr reformas al texto constitucional y a otras leyes en el seno del Poder Legislativo y preparar su implementación desde el Ejecutivo. “Mover a México” fue el lema del candidato Peña.

Y sí, el regreso de los priístas a Los Pinos significó el fin de una “parálisis legislativa” que aquejó al país por años y estancó el progreso en muchos rubros. Las reformas se promulgaron desde el alba del sexenio y hoy después de tres años siguen a la espera de su total instrumentación, muchas de ellas a falta de lo que se conoce como “legislación secundaria” y a la espera de que se dé la voluntad política para concretarlas. Otras reformas como la “heredada” reforma al sistema de justicia penal, continúan muy lejos de la práctica y de la realidad.

time-pdte

El presidente que capturó la atención de la opinión pública internacional, la cual acuñó el término Mexico’s Moment para referirse a un período de supuesta esperanza y bonanza por venir, pronto tuvo que lidiar con funestos acontecimientos que hicieron patente las sistemáticas violaciones a derechos fundamentales que ocurren cotidianamente en el país: Apatzingán, Tlatlaya, Ayotzinapa, Chilapa, Tanhuato, son sólo algunos de los casos que catalizaron un cambio de percepción sobre el retorno de los priístas al poder. Casos que evidenciaron la realidad y el legado de la guerra simulada contra la delincuencia organizada.

La respuesta gubernamental fue débil, insuficiente y ―en la mayoría de los casos― inoportuna, como lo fue en relación a los escándalos de corrupción en los que los integrantes de la presente administración se han visto inmersos (casa blanca, casa de Malinalco, etcétera). El único caso emblemático de rendición de cuentas entre los amigos del presidente que han sido descubiertos en corrupción es quizás el de David Korenfeld, quien rindió cuentas en el ámbito administrativo (que no en el penal) por haber distraído bienes de la nación para su propio beneficio.

Todo lo anterior sin menoscabo del uso indiscriminado de términos como transparencia y rendición de cuentas como elementos de ornato en prácticamente todos los discursos que el presidente ha pronunciado, quedando evidenciado el ánimo demagógico de su utilización con la extinción del órgano garante de la transparencia (IFAI) creado en administraciones pasadas para dar paso a uno presuntamente autónomo pero en la realidad cooptado por la clase política (INAI) para utilizarlo como un instrumento servil, para crear más puestos de alta burocracia (7 de ellos con la inmunidad que el fuero les brinda) y llenarlo de ujieres ávidos de vivir del presupuesto público.

INAI logo by TRC

En el ámbito económico la población de México ha tenido que sortear una serie de dificultades como el alto índice de desempleo ―¿dónde quedaron las bondades de la vanagloriada reforma laboral?― el desplome de la moneda nacional ante el dólar estadounidense y los altos costos de energía (electricidad y derivados del petróleo) que según se verían disminuidos con la reforma energética.

El balance de estas reflexiones es innegablemente negativo, pero llegar a esta conclusión no es algo que alegre al autor ni a quienes comparten su postura. Nadie que tenga el anhelo de un país mejor puede encontrar placer en fustigar la gestión del presidente y sus secuaces; sin embargo es preciso plasmar y expresar las percepciones de realidad que cada uno tiene y no caer en la falacia que plantea el “discurso oficial” y los embustes de quienes han encontrado en el status quo el ambiente idóneo para dilapidar el presupuesto, saquear la riqueza y cobrar las cuotas que la corrupción impune representa.

Quedan tres años de gestión priísta y está en las manos de la ciudadanía refrendar al régimen en las urnas o dar paso a una inmediata alternancia. Tiempo suficiente para que se construya una candidatura que represente una opción ostensiblemente distinta a la que representa la partidocracia.

Diciembre 1 de 2015.

 

TRC

Temas que quedaron pendientes mas no olvidados:

 

  • Crisis migratoria: violación a derechos fundamentales de los migrantes que transitan por México.
  • La cínica construcción de una imagen “presidenciable” para Aurelio Nuño.
  • La evasión de Joaquín “Chapo” Guzmán, favorecida por servidores públicos nombrados por el régimen priísta.
  • El desastre sostenido en la procuración de justicia en el país.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s