¿Qué es la llamada #LeyFayad?

ADVOCACYPuede leer aquí la versión de esta nota para el proyecto Advocacy de Global Voices.

Actualización: Ante el alud de críticas y reproches por parte de la opinión pública, el 3 de noviembre de 2015, una semana después de haber presentado su infame iniciativa, el Senador Fayad informó al Presidente de la Mesa Directiva en el Senado su intención de retirarla, según reportaron algunas fuentes.  Fayad dijo que replanteará su propuesta.

Imagen del perfil público en Facebook del Senador Omar Fayad [PRI].
Imagen del perfil público en Facebook del Senador Omar Fayad [PRI].

El 27 de octubre de 2015, el legislador mexicano Omar Fayad Meneses, perteneciente al grupo parlamentario del partido político en el gobierno -el Partido Revolucionario Institucional (PRI)- presentó al Senado una controvertida iniciativa para crear figuras delictivas relacionadas al uso de Internet y redes sociales.

En la exposición de motivos de su iniciativa, Fayad -representante del Estado de Hidalgo y aspirante a la candidatura para la gubernatura de dicha entidad- aduce que las “nuevas tecnologías” favorecen la delincuencia:

Las nuevas tecnologías y la creciente demanda del internet, resultan un campo fértil para la delincuencia, que ha encontrado nuevas formas para consumar delitos a través de medios electrónicos y tecnológicos, los cuales son aprovechados para afectar a la ciudadanía, las empresas y el gobierno.

La iniciativa de Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos que presentó Fayad, define conceptos como “arma informática” y “terrorismo informático”; prevé la creación de figuras delictivas especiales como la “depredación sexual”, la “suplantación de identidad” y el “ataque cibernético”, entre otros.  Por “arma informática” se entiende -según la iniciativa- cualquier programa o sistema o en general, cualquier dispositivo o material creado o diseñado con el propósito de cometer alguno de los identificados como delitos cibernéticos en el proyecto.

En el caso del “terrorismo informático”, una de sus modalidades de acuerdo a la propuesta de Fayad es la realización de actividades de capacitación, entrenamiento o reclutamiento con fines que en este contexto sean estimadas como terroristas. Otra de sus modalidades lo es afectar de cualquier forma un sistema cibernético de la nación.

Además, el “aporte” de Fayad prevé diversos delitos en términos de privacidad y protección de datos personales, que en teoría ya se encuentran salvaguardados en términos de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

Pepe Flores de la Red en Defensa de los Derechos Digitales, ha señalado:

La iniciativa de Ley Federal para Prevenir y Sancionar Delitos Informáticos presentada por el senador Omar Fayad el martes 27 de octubre, supone graves riesgos para las libertades en internet de los ciudadanos mexicanos. La iniciativa, redactada de la mano de la Policía Federal, atenta contra los derechos a la libertad de expresión, privacidad y acceso a la información. Además, propone sancionar con cárcel actividades legítimas en internet e incrementa las capacidades de vigilancia de los cuerpos policiales.

En cuanto al derecho a la privacidad, los artículos 11 y 12 obligan a cualquier empresa de telecomunicaciones (Telmex, Movistar, AT&T) y a cualquier proveedor de servicios en Internet (Google, Facebook, Twitter, Uber) a entregar a la policía la información y geolocalización de sus usuarios. No se requiere autorización judicial y no hay salvaguardas para el abuso.

Y agrega:

El proyecto contempla delitos que ya existen en otras leyes, como el terrorismo informático y el ciberespionaje, pero en la iniciativa se definen en términos demasiado ambiguos, abriendo la puerta a áreas grises y abusos.

Sobre las reacciones de grupos activistas a la iniciativa del priísta Omar Fayad, Sopitas informó:

Hace unos días, el senador priista Omar Fayad lanzó una propuesta de ley que, aparentemente, busca combatir y sancionar los delitos informáticos.  Esta ley, sin embargo, está plagada de errores de redacción y ambigüedades que hacen que uno pueda ser sancionado prácticamente por hacer uso de una computadora, prohibir hablar mal de cualquier político, entre otras cosas.

Por supuesto, solo era cuestión de tiempo para que Anonymous respondiera a esta ley y lo hicieron, muy a su estilo, con un video de denuncia.

A mayor abundamiento sobre esta ley, el periodista Salvador García Soto ha comentado:

Su despropósito es que en su redacción deficiente confunde libertades -como la crítica o la difusión de información de interés público, cuando se trata de personajes de la vida pública o servidores públicos- con “ataques” y “acosos” o “divulgación de información de carácter personal”, que aparecen como conductas delictivas penadas.

Es de destacarse que el órgano garante del derecho a la privacidad en el país no se ha pronunciado hasta el momento sobre la propuesta de Omar Fayad.

Fayad no es el primer servidor público mexicano que trae a la agenda pública este tipo de temas.  En el pasado el legislador Federico Döring impulsó regulaciones en el país similares a la llamada Ley SOPA.  El Gobernador de Veracruz, Javier Duarte -emanado de las filas del PRI, al igual que Fayad- propició en su momento reformas a la ley penal de su entidad para penalizar la divulgación de información en redes sociales.  La llamada “Ley Duarte” fue después declarada inconstitucional por el Poder Judicial.

En Twitter, Jenaro Villamil hizo el siguiente comentario sobre lo que ha sido identificado como #LeyFayad:

El usuario Gustavo Vela compartió la siguiente imagen de Fayad reposando en el recinto legislativo:

Por su parte, la usuaria Madame Déficit hizo el siguiente comentario:

La mención al Partido de la Revolución Democrática (PRD) se refiere a la identificada como “Pareja Imperial” y el Presidente Municipal de Cocula, personas relacionadas a la delincuencia organizada y presuntamente responsables de haber tenido participación en la masacre de Iguala (Ayotzinapa) el año pasado, así como otros individuos emanados del PRD asociados a la delincuencia organizada.

Ante la unanimidad de las voces en contra de la iniciativa, se espera que el Senador la retire, aunque ello no ha ocurrido de manera oficial.

Con este tipo de afrentas a la libertad de expresión, la privacidad y los derechos digitales de la ciudadanía, la clase política mexicana exhibe visos del autoritarismo que le caracterizó por muchos años y que -parece- busca restituirse a plenitud.

Noviembre 1 de 2015.

TRC

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s