Instalación del Consejo Nacional del Sistema Nacional de Transparencia

El Sistema Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales que se instala formalmente hoy, 28 de junio de 2015, es un conjunto orgánico producto de la reforma al texto constitucional en materia de transparencia promulgada en febrero de 2014, así como de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública que entró en vigor desde los primeros días de mayo de 2015.

Pero ¿qué es?

Mucho más allá de los actos protocolarios, la ley concibe al Sistema Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (en adelante “SNT”) como la agrupación de los órganos garantes de la materia (el Nacional y los locales), así como otros con funciones correlativas como el Archivo General de la Nación, la Auditoría Superior de la Federación y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. El SNT no es sólo los órganos que lo conforman, sino también los “instrumentos y políticas” en materia de transparencia y protección de datos personales.

Este conjunto orgánico tiene como objetivo legal coordinar y evaluar las acciones relativas a la política pública en la materia que le corresponde, así como establecer e implementar los criterios y lineamientos (que habrá de emitir) para poner en funcionamiento la totalidad de los mecanismos que han derivado de la reforma al texto constitucional.

Además llevará a cabo funciones de fomento y difusión a los derechos fundamentales razón de su existir, siendo estos el acceso a la información y la protección de datos personales.

El SNT es presidido por la misma persona que preside al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (creado después de la extinción formal del IFAI y la entrada en vigor de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública), función que recae al momento de la conformación del SNT en la Dra. Ximena Puente de la Mora. El Consejo Nacional del SNT está conformado por su presidente y los titulares de los organismos que lo integran (o sus respectivos suplentes).

Además, cuenta con un Secretario Ejecutivo que es nombrado por el Pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (en lo sucesivo “INAI”), cargo para el cual fue designado el Lic. Adrián Alcalá Méndez en sesión extraordinaria del Pleno del Instituto el 22 de junio de 2015.  Alcalá Méndez se desempeña también, por el momento, como Coordinador de Acceso a la Información en el órgano autónomo en cuestión.

 

¿Qué no es el SNT?

El SNT no sustituye al INAI ni a alguno de los órganos garantes de las entidades federativas. De acuerdo con el texto vigente de la ley, no desempeñará funciones materialmente jurisdiccionales ni en primera instancia ni de alzada; no resolverá, pues, controversias de acceso a la información ni en materia de protección de datos personales.

 

De la ley vigente no se desprende en modo alguno que el SNT deba convertirse en un organismo con personalidad jurídica y patrimonio propios, aunque no se descarta que en el futuro la “voluntad política” determine que así sea.

Tampoco es, ni deberá convertirse en una entidad que vulnere la supuesta[1] autonomía del INAI y los órganos garantes de las entidades federativas. Mucho menos deberá sustituir al Poder Legislativo en sus funciones de crear y reformar las leyes que regulan la transparencia y la protección de datos en el país, ni deberá servir de instrumento para crear vericuetos que permitan dar marcha atrás al espíritu de la reforma al texto constitucional en la materia o que fomenten interpretaciones contrarias a lo ya establecido por el legislador y el constituyente revisor .

 

El SNT surgió de una reforma al texto constitucional impulsada por la sociedad mexicana, como una exigencia a la clase política y de ninguna manera deberá convertirse en una herramienta más al servicio de ésta para ejercer poder y presupuesto a discreción.

 

La tarea del ciudadano

 

Especial atención debemos poner los ciudadanos en que la transparencia y la rendición de cuentas no sigan perdiéndose en la demagogia insufrible en la que incurren algunas personas, tanto relacionadas a los órganos garantes y el SNT, como otros miembros de la clase política, ajenos a ellos. La retórica del discurso político, las palabras vacías y de ornato que se utilizan casi de manera consuetudinaria deben materializarse en cada determinación del órgano garante nacional, aterrizando en cada asunto una transparencia más eficaz, menos engorrosa y definitivamente apegada al texto constitucional, en pos de la añorada rendición de cuentas (propiamente entendida) que resulte un contrapeso a las prácticas corruptas e ilícitas que mancillan al servicio público.

 

Junio 23 de 2015.

 

TRC

©

[1] En el pasado hemos cuestionado la autonomía del órgano garante nacional en tanto que los comisionados que lo integran son designados por la clase política del país, dando como resultado el nombramiento de individuos con notoria cercanía y acaso filiación a determinados partidos políticos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s