El banderazo anticipado

mexico-sucesion-presidencial-2018Ni dos semanas han transcurrido desde la jornada electoral del 7 de junio de 2015 en los Estados Unidos Mexicanos pero los actores de la clase política han ido develando ya sus intenciones para contender por la presidencia en el año 2018.

No entienden que no entienden

 

Regresemos a enero de 2015, cuando el semanario editado en Londres, The Economist, publicó un artículo muy leído (en inglés) en el que se recoge una cita que califica a la administración de Enrique Peña (PRI) como el gobierno “que no entiende que no entiende”. The Economist hacía referencia al fétido aroma de la corrupción que acompaña a Peña y a los miembros de su gabinete, así como sus estériles tácticas para combatirla.

Estimo que esa cita se queda corta en el México de junio de 2015, ya que podríamos decir que no sólo Peña y compañía, sino los integrantes de la clase política en general, “no entienden que no entienden” y han comenzado a bombardear a la ciudadanía con su imagen, sus mensajes (aunque no sus propuestas concretas) y sus sonrisas prefabricadas para anunciarnos que buscarán la presidencia en tres años. ¡Vaya cosa!

eleccion-2015-mexico¿Qué es lo que no entienden? En dos palabras: el hartazgo. El empacho de la sociedad mexicana con una clase política anquilosada, anidada en los resabios del más nefasto presidencialismo mexicano en el que el exceso y los privilegios de los políticos agravian a la población que tiene un modo honesto de vivir y al 45% de ella que vive en situación de pobreza. No entienden que su sordera ofende a los contribuyentes que financiamos sus campañas políticas, sus viajes al extranjero, sus vuelos privados en el territorio nacional y hasta la simulación de los mecanismos de control que les permiten legitimar su gestión… una gestión casi siempre impune.

No entienden, o lo entienden y no les importa, que las toneladas de basura electoral que dejan en sus campañas producen contaminación visual y ambiental a final de cuentas, lo cual nos causa desagrado e ira. Sus spots, sus jingles y sus slogans nos resultan insultantes a la inteligencia por vacíos o simplones, en un momento en el que la situación del país amerita seriedad y compromiso.

Miguel Ángel Mancera ya manifestó abiertamente su intención de aspirar a una candidatura. No es claro si lo hará abanderado por el PRD (uno de los partidos derrotados en la elección de junio de 2015) o simulando una candidatura independiente. Mancera es poco conocido fuera de la capital mexicana y dentro de ella ha ganado muchos enemigos en el electorado a merced de las prácticas clientelares y corporativistas que el PRD (partido que lo postuló) sostiene con grupos de poder que operan en la ilegalidad (transportistas, contrabandistas, vendedores de piratería, comerciantes informales, franeleros, etcétera), las cuales ensucian el entorno y causan incomodidad en zonas residenciales.

Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón (PAN) ha también expresado su deseo de competir por la candidatura de su partido político con miras al 2018. Hace tres años, el PAN lanzó a Josefina Vázquez a la candidatura, la cual fracasó por la pobreza propositiva de Vázquez quien pensó que sólo por ser mujer obtendría el sufragio de las damas del país. Zavala tendrá que ofrecer mucho más que la posibilidad de que una persona del sexo femenino llegue a la presidencia, no sin antes desmarcarse de la guerra contra el narcotráfico que inició su esposo y que a la fecha sigue enlutando familias a lo largo y ancho de la República Mexicana.

La señora Zavala deberá competir con Gustavo Madero y otros personajes panistas que buscarán la candidatura de igual forma, aunque en el caso de Madero sus aspiraciones podrían verse mermadas por los pírricos resultados obtenidos en la elección de este mes.

El dos veces candidato y una vez autodenominado “presidente legítimo” del país, Andrés López figura también en el catálogo de quienes han externado sus intenciones de competir por la presidencia. En esta ocasión, López lo hará con el cobijo de su propio partido político (MORENA) el cual obtuvo un interesante porcentaje de votos en la elección intermedia y que en los meses por venir gozará de las prerrogativas económicas que se asignan a este tipo de agrupaciones. López se anticipó a Zavala y a Mancera, convirtiéndose en la imagen de su partido sin importar el candidato que compitiera en el ámbito local o para un lugar en la Cámara de Diputados.

López es conocido en prácticamente todo el territorio nacional, pero no goza de mucha popularidad lejos de la capital mexicana. Tiene, sin embargo, tiempo de sobra para llevar su mesiánico mensaje a todos los rincones y su promesa de dar marcha atrás a las “reformas privatizadoras” y acabar con la “mafia del poder”.

Marcelo Ebrard, otrora Jefe de Gobierno de la capital mexicana, quien en 2012 declinó a favor de López, es otro de los “preaspirantes” a la candidatura por la presidencia. Ebrard ha buscado por todos los medios a su alcance ubicarse en una posición en la Cámara de Diputados que le brinde el fuero (un tipo de inmunidad) para abstenerse de rendir cuentas por el desastre financiero y de ingeniería que resultó la obra insignia de su gestión: la Línea 12 del Metro del Distrito Federal. Ebrard es otro personaje que goza de poca popularidad lejos del centro del país, pero que es capaz de unir a su causa a miles de simpatizantes con lo que él identifica como “la izquierda” del país.

Hay una práctica que evoca los años dorados del priísmo: el destape. Tiene que ver con el anuncio hecho por el presidente o por un emisario del mismo, de quién será el contendiente priísta de cara a la sucesión presidencial. La administración de Peña parece estar operando de esa forma de cara al 2018. Aurelio Nuño se encuentra en la lista de los preferiti para suceder a Peña, según fuentes que se dicen cercanas al seno priísta. No obstante, su nombre es desconocido para un gran porcentaje de la población y según algunos de los críticos del sistema, no hay tiempo suficiente para que los poderes fácticos le construyan una imagen viable para contender por el puesto.

 candidatos-PRI-2018

Entre Miguel Ángel Osorio y Luis Videgaray podría encontrarse el candidato mejor posicionado para suceder al actual presidente. Ambos individuos gozan de buena reputación entre distintos grupos de poder y no sería extraño que uno de ellos fuera el elegido para contender por la presidencia en 2018. No obstante, Videgaray es uno de los personajes más exhibidos en cuanto a conflicto de interés y corrupción se refiere.

El logo completo. Cartón de Fisgón para La Jornada.
El logo completo. Cartón de Fisgón para La Jornada.

Aunque el PRI cuenta con muchos detractores, la realidad es que sigue siendo la primera fuerza política del país, cuenta con mayoría en la Cámara de Diputados (mayoría absoluta si se cuenta a sus aliados o partidos rémora*) y no recibió un voto de castigo de parte del electorado pese a la violencia que aqueja al país, la debilidad de la moneda nacional frente al dólar estadounidense y la caída del precio del petróleo que es extraído del subsuelo mexicano. La supremacía del PRI en este contexto no deja de parecerme escabrosa e inquietante.

Si México aspira a pertenecer al grupo de democracias contemporáneas, deberá demostrar no sólo que la gente puede organizar elecciones y votar por uno u otro candidato, sino que habrá de convencer de que los distintos nombres en la boleta representan plataformas distintas, ideologías encontradas y propuestas de gobierno que encarnan una variedad de opciones y no meramente nombres de una misma clase política que despiden el desagradable aroma de una pútrida materia que debió haber quedado superada varios años atrás. ¡Sí! Los aspirantes deben ser mejores y respetar tiempos y formas, pero también los electores debemos informarnos mejor, exigirles más durante su campaña y demandar que rindan cuentas una vez que ocupan el cargo.

Junio 16 de 2015.

TRC

*Siendo el más representativo el Partido Verde Ecologista de México.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s