Ayotzinapa día 137

137 días han transcurrido desde los hechos violentos acaecidos en Guerrero en el suroeste mexicano, que derivaron en lo que para algunos es la desaparición forzada de 43 alumnos de la escuela rural para docentes Raúl Isidro Burgos, con sede en Ayotzinapa, mientras que para otros es considerado ya el homicidio los estudiantes y otras personas.

Este momento del caso se ve marcado por las aseveraciones del Equipo Argentino de Antropología Forense (“EAAF”) que con su grupo de expertos ha auxiliado a las autoridades mexicanas en el esclarecimiento de los hechos, mas no en la conducción de las investigaciones, mismas que son ejecutadas exclusivamente por la Procuraduría General de la República (“PGR”).

Dichas aseveraciones se resumen en los siguientes puntos:

  • Los peritos del EAAF no estuvieron presentes en la recuperación de los restos óseos que la PGR presume, pertenecen a los estudiantes desaparecidos. El EAAF no recibió copia del documento en que consta la cadena de custodia de la evidencia recuperada.
  • El 15 de octubre de 2014, la PGR efectuó una diligencia en una de las posibles escenas del delito, a saber, el basurero de Cocula, en Guerrero. En dicho acto, el EAAF no tuvo participación ni presencia. Dicho escenario quedó abierto al público por al menos 20 días en el mes de noviembre.
  • Existen diferencias entre los perfiles genéticos establecidos por la PGR y el EAAF para la comparación entre muestras recuperadas y aquellas obtenidas de familiares de los estudiantes desaparecidos. Dicha diferencia fue calificada por el EAAF como “inusual”.
  • En el basurero de Cocula se ha efectuado el hallazgo de restos humanos que no corresponden a los de los normalistas desaparecidos.
  • Como una de sus conclusiones, el EAAF indica que la evidencia debe ser interpretada “en todas sus posibilidades, sin dar preferencia a aquellas interpretaciones que solo incluyen una posible coincidencia con los testimonios de los imputados”, quienes han confesado su participación en el homicidio, según PGR.

Es de destacarse que sobre el segundo de los puntos mencionados, el relacionado a la no participación del EAAF en la primera diligencia en el basurero de Cocula, textualmente se indicó:

El EAAF planteó esta seria irregularidad en reunión con el Procurador Lic. Murillo Karam en su despacho, en presencia de su equipo de trabajo y abogados de los familiares, a comienzos de diciembre del 2014, solicitando considerar excluir o evaluar la legalidad de la evidencia recuperada en esa oportunidad por la PGR en el basurero de Cocula.

Por su parte, la PGR sostiene su versión oficial, lo que ha llamado en términos técnico-legales la “verdad histórica de los hechos” consistente en la privación ilegal de la libertad de los estudiantes y su homicidio por parte de tres individuos que han confesado su participación en los hechos. Cabe mencionar que dichos individuos no son parte de la Pareja Imperial, quienes se sospecha, ordenaron la matanza.

De tomarse por cierta la versión oficial, los estudiantes deberían ser considerados como víctimas de homicidio, no desaparecidos.

Entre esta situación de divergencia, el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos, órgano garante del derecho de acceso a la información en México, reportó en boletín de prensa que ha ordenado al ejército mexicano a que entregue información sobre su participación como auxiliar de la investigación en estos hechos, considerando la seriedad de las circunstancias:

Existe un interés público que es superior a la reserva de la información dado que las víctimas sufrieron violaciones graves a derechos humanos.

Animal Político informó que los familiares de los estudiantes en cuestión no reconocen la versión oficial de las autoridades mexicanas:

“La verdad histórica de la PGR sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa se cae a pedazos”, consideraron los familiares de los estudiantes al fijar una postura sobre la información difundida por el EAAF.

[Puede leer expresiones ciudadanas respecto al seguimiento del caso Ayotzinapa en el post de Global Voices, dando click aquí]

Para agravar la situación, la incertidumbre y el oprobio, recientemente se informó del lúgubre hallazgo de instalaciones para cremación abandonadas en la zona de Puerto Marqués del turístico Acapulco (Guerrero), con al menos 60 cuerpos en avanzado estado de descomposición.

En el caso Ayotzinapa ya no sólo se habla del dolor de las víctimas y el llamado a un alto a la violencia, sino también del hartazgo de la ciudadanía que no confía en las acciones de sus autoridades, las cuales deben procurar justicia también por cada uno de los cadáveres encontrados que, según se dice, no corresponden a los estudiantes.

Febrero 10 de 2015.

 

TRC

Global Voices Online

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s