Desde Bucareli: Osorio Chong recibió a los estudiantes ¿y luego?

Me referiré al acontecimiento del 30 de septiembre de 2014 que se desarrolló en las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación (“SEGOB”), y a la reacción mediática y comentarios que éste generó.

El acontecimiento en comento es principalmente la participación del titular de la mencionada Secretaría, el hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong en un acto público con estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (“IPN”), que marcharon hasta ese lugar para protestar por modificaciones a su normatividad interna y demandar (entre otras cosas) el despido de su Directora y la asignación de mayores recursos a la institución.

Los estudiantes exigieron la presencia del titular de la Secretaría y no la de sus subordinados; la obtuvieron. Solicitaron que se escuchara a sus voceros y se diera lectura a su pliego petitorio; lo lograron. Se retiraron tras haber obtenido el compromiso del servidor público de recibirlos en ese mismo lugar a las 15:00 horas del 3 de octubre de 2014, esperando que se atiendan sus planteamientos.

Lo que siguió es interesantísimo. Quienes se ostentan como agudos analistas políticos dieron el “banderazo de salida” a la campaña de Osorio Chong por la candidatura priísta de cara a la sucesión presidencial de 2018; los “críticos de la oligarquía” hablaron de un montaje o escenificación producto de un pacto previo con el movimiento estudiantil, mientras que otros le espetaron al titular de la SEGOB el adjetivo de superstar o calificaron el acontecimiento de ese día (más lo que ocurra hoy) como un momento crucial en la carrera del hidalguense.

Lo que hay que entender:

 

La discusión de estos eventos debe centrarse en las demandas de los estudiantes del IPN, en valorar si son legítimas y analizar la forma en que se han hecho escuchar. Para ello, estamos atentos a lo que tengan que decir.

Ha quedado en evidencia desde hace tiempo la equivocación en que incurrieron todos quienes desde antes de la campaña de Peña Nieto lo equipararon a una persona en estado de interdicción, capaz únicamente de allegarse de colaboradores en las mismas circunstancias. Por lo menos Osorio Chong y Luis Videgaray han mostrado sus habilidades como operadores políticos sagaces. Nótese que de la operación política eficaz al intachable desempeño de los cargos públicos hay una gran diferencia.

El éxito del movimiento no puede declararse aún. Hasta que los estudiantes afirmen que sus demandas han sido satisfechas o que la comunidad ajena al IPN advierta que se han destinado mayores recursos públicos a la educación y la investigación científica en el país (uno de los apartados del pliego petitorio que incumbe a todos los mexicanos).

www.ipn.edu.mx
http://www.ipn.edu.mx

La eventual remoción de la Dra. Yoloxóchitl Bustamante Díez como Directora General no deberá ser entendida como signo inequívoco de conquista o como trofeo obtenido por el movimiento estudiantil. Hasta donde me han comentado fuentes cercanas a dicho personaje, su perfil y antecedentes curriculares se alejan de los aspectos que caracterizan a la clase política del país. Para Osorio Chong (el operador político) ofrecer “la cabeza” de una persona que fue designada en tiempos de Alonso Lujambio al frente de la Secretaría de Educación Pública, es perfectamente viable utilizar la remoción (bajo la figura jurídica que sea aplicable) como moneda de cambio en busca del beneplácito estudiantil y el de la opinión pública.

No me atrevo a vaticinar lo que ocurrirá mañana 3 de octubre. Ni siquiera estoy convencido de que Osorio Chong reaparezca en las calles en medio de la comunidad estudiantil (los riesgos tácticos y logísticos son muchos), aunque quizás lo haga para continuar capitalizando su popularidad, en este momento que le toca recibir atención por cuestiones como esta y no digamos por la desaparición de personas, las ejecuciones extrajudiciales (Tlatlaya) la existencia de fosas clandestinas, el abuso a los migrantes y la nula eficacia de la procuración de justicia en el país; todos esos temas, tristemente, se han convertido en parte de la conversación cotidiana y han dejado de alarmar a la opinión pública. Estarán esperando al Sr. Osorio Chong cuando se baje del templete y cuando inevitablemente deje de ensalzársele por haber hecho algo que, además de todo, es su trabajo.

Bajo el escenario. Cartón de Helguera para La Jornada.
Bajo el escenario. Cartón de Helguera para La Jornada.

Mención aparte

 

Debe reconocerse a los estudiantes del IPN la ejecución de una marcha y protesta sin daño a la propiedad ni actos violentos. Ojalá otros estudiantes y en general, cualquier activista en el país puedan seguir su ejemplo.

 

Octubre 2 de 2014.

 

TRC

©

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s