¿Qué queremos que nos informe Enrique Peña?

Septiembre 1 de 2014. El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos habrá de cumplir hoy con la formalidad constitucional de entregar al Poder Legislativo un informe anual sobre el estado que guarda la administración del país. Lo hará, como se acostumbra desde hace varios años, por conducto del titular de la Secretaría de Gobernación, para después emitir un mensaje a la nación desde el Palacio Nacional.

 

Atrás quedaron los días en que el informe al Poder Legislativo constituía un acto solemne y jovial en el que los integrantes de la clase política se reunían a escuchar un largo discurso y brindar ovaciones al titular del Poder Ejecutivo.

Si bien es cierto que los integrantes de esa clase política siguen esperando con ansias su invitación al mensaje que emita el Presidente, también lo es que no todos ellos comparten sus posturas y, mejor aún, la opinión pública cuestiona e increpa al mandatario sobre los datos que ofrece. Discute sobre la pertinencia de gastar millones de pesos en un acto que no deja de ser auto estimulante para el gobernante en turno, pletórico en demagogia y ambigüedades.

Los cuestionamientos de la opinión pública, cierto es, son en muchos casos incipientes y limitados, en muchas ocasiones plagados de insultos o lenguaje procaz que buscan ser solamente una válvula de escape ante los abusos que la población ha sufrido por muchos años, perpetrados precisamente por el presidencialismo mexicano. Estos cuestionamientos, sin embargo, no son los que interesan a la presente entrega.

"La costumbre" Cartón de Magú para La Jornada.
“La costumbre” Cartón de Magú para La Jornada.

¿Qué quiere escuchar la gente?

Enrique Peña ha logrado lo que él identifica como “mover a México”. Otras personas son más racionales y reconocen que su administración ha conseguido que las llamadas reformas estructurales hayan sido materializadas en modificaciones al texto constitucional y en la promulgación de leyes reglamentarias. Algo que otros que le antecedieron en el cargo no pudieron lograr. Entonces ¿qué sigue?

 

❶ Ahora que se permitirá en mayor medida la inversión privada (nacional y extranjera) en actividades del sector energético ¿cuándo serán más baratos el gas, la gasolina y la electricidad? O bien, si la gasolina no será más barata en el corto o mediano plazo ¿de qué me sirve la Reforma Energética?

❷ Ahora que se ha lanzado la división de Gendarmería de la Policía Federal ¿cuánto tiempo pasará para que la gente deje de sufrir las consecuencias de la inseguridad? ¿Cuándo cesará la violencia en el país?

❸ El gobierno promete crecimiento económico y las grandes empresas financieras “ajustan” dicha cifra mensualmente. ¿En qué momento se traducirán esas cuestiones en un mejor nivel de vida para los mexicanos?

❹ ¿Qué hizo el gobierno de Peña este año para proteger a los migrantes nacionales y extranjeros en su paso a los Estados Unidos de América? Ya que es claro que lo hecho ha sido insuficiente ¿qué acciones concretas se tomarán para atender el fenómeno migratorio?

La transparencia y la rendición de cuentas parecen ser el ornato perfecto para todo discurso gubernamental, no obstante, ahora el gobierno tiene herramientas para combatir las decisiones del órgano garante en materia de transparencia y cada vez menos servidores públicos son sancionados por su corrupción. ¿Cuánto tiempo más se tendrá que esperar para que exista un adecuado mecanismo de rendición de cuentas en el que se sancione a todo servidor público que incurra en conductas indebidas?

 

Lo que Peña dirá en su segundo informe

 

La enorme brecha entre la ciudadanía y la alta jerarquía de la Administración Pública Federal continúa creciendo. La clase política pareciera buscar con sus acciones alejarse más de aquellos a quienes deberían servir. Es por ello que Peña y su gabinete se esforzarán por nunca dar una respuesta concreta a interrogantes como los planteados y cambio nos dirán cosas como las siguientes:

  • Se logró un acuerdo político sin precedentes para lograr las reformas legales que el país necesita.
  • Se ha combatido a la delincuencia y los índices delictivos comienzan a bajar (en comparación con otros períodos).
  • La reforma educativa mejorará la calidad de la enseñanza para que los alumnos estén mejor preparados (aunque haya entidades en las que dicha reforma no sólo no es implementada, sino que es activamente combatida).
  • La Cruzada Nacional Contra el Hambre ha sido un éxito y lleva ayuda a los mexicanos que más lo necesitan. La pobreza extrema ha disminuido desde su implementación (aunque no haya mecanismos efectivos para transparentar dicha Cruzada, ni haya servidores públicos que rindan cuentas sobre su ejecución).
  • Las telecomunicaciones en el país mejorarán con las reformas y las tarifas serán más accesibles (pero no se hablará de las violaciones a la privacidad y a otros derechos fundamentales que se materializan con dicha reforma).

 

En pocas palabras, Enrique Peña nos dirá que el país en el que vivimos es altamente competitivo, comparable con las grandes potencias del mundo y “en movimiento” hacia el progreso y el crecimiento (que no desarrollo). Buscará convencernos de que fue un acierto que el Partido Revolucionario Institucional haya regresado a Los Pinos. La pregunta es, usted distinguido lector, ¿aprueba la gestión de Enrique Peña después de este segundo informe?

Septiembre 1 de 2014.

 

TRC

©

 

DimeLaVerdad-by-TRC

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s