Fausto Vallejo: De la ignominia a la burla

Ayer 18 de junio de 2014 se hizo público el movimiento que muchos esperaban o exigían: Fausto Vallejo dejó de ser el gobernador de Michoacán de Ocampo, esa entidad que se encuentra inmersa en un violento conflicto armado en el que participan cárteles de la delincuencia organizada, fuerzas armadas federales (presuntamente infiltradas por la delincuencia) y grupos de “autodefensa” o guardias comunitarias.

[Para conocer reacciones ciudadanas sobre la dimisión de Fausto Vallejo, puede ver aquí el post del autor para Global Voices]

El anuncio lo hizo un periodista, a través de Twitter, para que luego por esa misma vía, Vallejo lo confirmara al público en general. Todo esto, después de haber obtenido el “visto bueno” del titular del Poder Ejecutivo de la Federación. Dicho en otras palabras, el gobernador supuestamente electo por el pueblo a través de un proceso democrático, informó primero al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos de su decisión de dejar el cargo, luego a un periodista y por último a la “twitósfera”, dejando en un segundo plano a los Michoacanos que lo eligieron (muchos de ellos, sin acceso a internet).

El movimiento despide el fétido tufo del presidencialismo priísta presuntamente superado hace décadas, en el que los gobiernos locales operaban sólo para complacer al jefe máximo, titular del Poder Ejecutivo y jerarca supremo del partido político, sin interés alguno por el electorado. Una innegable burla al federalismo.

Quedará el episodio de ayer en los archivos de la historia de nuestro federalismo de pacotilla. Carlos Puig.

Si bien no se reprocha que los servidores públicos de todos los niveles utilicen la tecnología y las redes sociales para divulgar sus decisiones (por el contrario, se alienta) resulta impertinente el obrar de Vallejo para su último acto como encargado de una entidad en la que mucho se ha dicho, hay un Estado fallido.

Vallejo dejó el cargo por motivos de salud. De hecho, se había ausentado por largos períodos desde tiempo atrás, para someterse a costosos tratamientos médicos en un país extranjero (desde luego nunca cayó en las garras manos de algún hospital público mexicano).

Se sabe que el titular del Poder Ejecutivo federal había dispuesto que Vallejo permaneciera en el cargo el tiempo suficiente para que no fuera necesario convocar a elecciones en los momentos más álgidos de la guerra (o simulación de) Michoacana. Hoy, que se ha cumplido la mayor parte del período para el que Vallejo fue electo, no es necesaria dicha convocatoria y el Poder Legislativo podrá nombrar a un interino.

Cartón de Fisgón para La Jornada.
Cartón de Fisgón para La Jornada.

¿Y la rendición de cuentas?[1]

No puede dejarse de lado la inoperancia demostrada por Vallejo durante todo su encargo, así como su negligencia a la hora de garantizar la seguridad pública y la procuración de justicia.

Tampoco es oportuno “voltear hacia otro lado” cuando Jesús Reyna (principal colaborador de Vallejo) y su hijo Rodrigo Vallejo alias “el Gerber” se encuentran vinculados con jefes de la delincuencia organizada, entre ellos el líder de los “Caballeros Templarios”. Reyna como procesado y “el Gerber” como imputado en actuaciones ministeriales.

Fausto Vallejo pues, debe rendir cuentas de su negligencia y debe ser sometido a los procesos disciplinarios o administrativos que por ello correspondan, así como cooperar con los órganos de procuración de justicia para el esclarecimiento de los hechos de índole penal en que pudiere estar involucrado.

Su salida del gobierno, no puede ni debe ser elegante y su precario estado de salud no sirve de justificación para la retahíla de yerros en que su gobierno incurrió para fomentar la debacle michoacana, que tantas vidas ha cobrado y que (en pesos y centavos) tanto ha costado a los locales. Fausto Vallejo no debe ser un impune más.

Junio 19 de 2014.

 

TRC

©

 

[1] Nos referimos a una rendición de cuentas entendida propiamente como tal en sus dos dimensiones, y no a un ejercicio de “dar a conocer la cuenta pública” o hacer “corte de caja” como algunos indoctos en el tema lo suponen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s