2014

¿Tiempo de México?

 

El año 2013, el primero del sexenio de Enrique Peña, trajo consigo una avalancha de reformas al texto constitucional en diversas materias; reformas que algunos tildan de estructurales mientras que otros han calificado de “indispensables para el crecimiento de México”.

Con más de un año en el poder, el priísta Peña tiene lo que ninguno de sus antecesores recientes pudo presumir: todos los cambios a la ley que ordenó, entre los que se encuentran la apertura del sector energético a la iniciativa privada (nacional y extranjera), una llamada “reforma política” que favorece precisamente a la impresentable clase política, la creación de un órgano constitucional autónomo garante del derecho de acceso a la información en la federación y sus entidades, un esquema fiscal “de castigo” al contribuyente cautivo, entre otros.

Cuando Peña asumió la presidencia y causó furor lo que The Economist llamó el Mexico’s Moment era incierto que la voluntad del mandatario (sus reformas, pues) se concretaran y era muy temprano para hacer un pronóstico no-sensacionalista sobre su gestión. Hoy es prematuro hacer una evaluación de la misma, pero no lo será así en un año, cuando los mexicanos tendrán la obligación de reconocer si viven en un país con menos violencia, con precios más baratos en energía eléctrica y combustibles, con mejores servicios públicos (alumbrado, hospitales, etcétera) y con plena transparencia… o bien, si siguen viviendo en el país “donde no pasa nada”, en el que la clase política ejerce un poder salvaje de la mano de líderes sindicales y altos jerarcas del sector empresarial, en el contexto de una simulación de guerra en el que lo único real son las fosas clandestinas, los decapitados, los mutilados, los levantones y las desapariciones, así como la impunidad.

Una de las promesas del gobierno con motivo de la Reforma Energética.
Una de las promesas del gobierno con motivo de la Reforma Energética.

Peña es ahora el principal responsable de lo que su gabinete haga con las leyes “a modo” que pidió; la ciudadanía es la principal responsable de impedir el estancamiento del país a pesar de la voracidad de la clase política.

Nos vemos en enero de 2015.

Enero 4 de 2014.

TRC

©

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s