Ya se fue el “Chepo” … y ahora ¿qué sigue?

Septiembre 11 de 2013. Los aficionados al futbol en México despiertan en una realidad que nunca creyeron vivir. La calificación a la Copa del Mundo Brasil 2014 pende de un débil y macerado hilo y el pase a la reclasificación (a jugarse contra el campeón de Oceanía) no está garantizado.

Más tarde que temprano, el clamor popular fue escuchado y la Federación Mexicana de Futbol (“FEMEXFUT”) dio por terminada su relación con José Manuel de la Torre alias “El Chepo” después de una derrota como local ante Honduras y tres días antes de la visita al equipo de los Estados Unidos de América, en Ohio.

Tomás Boy: Uno de los candidatos predilectos para dirigir a la Selección Nacional.
Tomás Boy: Uno de los candidatos predilectos para dirigir a la Selección Nacional.

Son particularmente interesantes las reacciones de una afición sin memoria histórica, sin memoria futbolísticas. Los llamados especialistas y analistas levantan la voz, dan golpes en la mesa y llaman a la FEMEXFUT a nombrar con urgencia a un nuevo entrenador, a convencer a Carlos Vela de responder a los llamados del equipo y piden casi con unanimidad la renuncia de Justino Compeán… nada de eso es suficiente, en mi opinión.

¿Por qué? Porque todas esas ideas vienen de personas convencidas en que el sistema de reciclaje de personal del futbol mexicano es adecuado. He leído y escuchado que Ricardo Antonio La Volpe o Javier Aguirre deberían ser nombrados (ambos han salido por la puerta trasera después de sus gestiones previas, Aguirre de hecho en dos ocasiones); otros creen que Tomás Boy, Miguel Herrera o Víctor Manuel Vucetich deben tomar las riendas. Los nombres mencionados (a excepción del de Aguirre) son de personas del mediocre futbol local, regional cuando mucho, sin éxitos internacionales y sin experiencia con equipos o selecciones que enfrenten a rivales de innegable calidad futbolística. Ninguno de ellos ha ganado un torneo internacional europeo ni ha dirigido a un equipo en las instancias finales de una Copa del Mundo.

Considero que el primer paso para el cambio y la mejoría (que por lo visto no se ha dado, ni con vergonzosas derrotas) es reconocer que el manejo actual del futbol mexicano no ofrece resultados deportivos tangibles, sólo funciona para que los dueños de los equipos y las televisoras hagan dinero y si siguen por esa senda, ni eso.

¡No! Opino que para reconstruir un edificio primero hay que analizar las razones de su derrumbe, para luego corregir los desperfectos en la planeación y solo entonces comenzar la nueva obra desde los cimientos, ladrillo por ladrillo.

Miguel "Piojo" Herrera: Otro de los preferidos para suceder a "Chepo"/Tena como entrenador del Tri.
Miguel “Piojo” Herrera: Otro de los preferidos para suceder a “Chepo”/Tena como entrenador del Tri.

En concreto, creo que debería desecharse de plano la dinámica de reciclaje de personal a la que me referí en párrafos anteriores, lo que significa no contratar al “Piojo” Herrera o a Vucetich. Creo que se debería buscar a un entrenador exitoso con experiencia en equipos que han requerido un relevo generacional (Estados Unidos lo hizo muy bien al contratar a Klinsmann); podrán decir que “eso no sirve, ya vieron lo que pasó con Eriksson” (personaje que fue menospreciado desde un inicio por absurdas razones como el no hablar español, aunque lo aprendiera al cabo de un par de meses), pero debe reconocerse que los complejos y el nacionalismo mal entendido no han aportado nada bueno a la escuadra tricolor.

Un nuevo entrenador debería ser nombrado con miras a la Copa del Mundo de Rusia 2018, buscando crear un equipo competitivo de jugadores comprometidos, aprovechando las oportunidades que el calendario futbolístico ofrece (Copa América, Copa Oro, etcétera) o programando partidos amistosos útiles (no moleros, como les gusta llamarles a algunos).

Me atrevo a pensar que ocurrirá justo lo contrario a lo que propongo. Vaticino que el interinato de Tena llegará a su fin en las próximas horas, días quizás y que se nombrará con bombo y platillo a alguno de los desgastados entrenadores de la trivial escena nacional (o al propio Herrera, que con el Club América va bien), buscando “hacer el milagro” de calificar al equipo prometiendo dos victorias en dos partidos, o bien, de llegar a la fase de reclasificación buscando obtener el ansiado boleto ante Nueva Zelanda. Más de lo mismo pues, que es lo que tiene al futbol profesional del país hundido y lo que ha dado el tiro de gracia a eso que alguna vez se identificó como “el gigante de CONCACAF”.

Septiembre 11 de 2013.

TRC

©

One comment

  1. […] Como se había anticipado en este espacio, el nombramiento de Vucetich (un entrenador de la escena local y sin experiencia en torneos internacionales mayores o de alta competitividad) garantiza solamente más de lo mismo, es decir, más servilismo y sumisión a los intereses comerciales, en detrimento de un alza en el nivel deportivo y el aseguramiento de resultados tangibles. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s