¿Marihuana legal?

 

Por ser un tema “de moda” en México, en este blog no podíamos resistirnos a entrar a la conversación sobre la “legalización de la marihuana” en el país o bien, al menos en su ciudad capital.

 

Para empezar

 

¿Por qué “de moda” y por qué las comillas? Si bien es cierto que el consumo de cannabis no es novedoso en el país, también lo es que en las últimas semanas se ha avivado la discusión sobre su legalización, o mejor dicho, la despenalización de su producción, venta, distribución, consumo y posesión, así como la regulación administrativa de tales actividades.

 

Quizás el tema adquirió su apogeo debido a que antiguos servidores públicos de alta jerarquía como Vicente Fox y Jorge G. Castañeda por alguna razón decidieron que era momento de pronunciarse a favor de la “legalización”, cosa a la que se opusieron (o evitaron discutir) durante su encargo. Ya no es productivo increparles o cuestionarles ¿por qué no lo hicieron cuando desempeñaban un cargo público?

 

¿El caso sudamericano?

 

Es típico de este país que supuestos conocedores del tema, inviten al público a replicar o copiar modelos extranjeros; si se trata de países de habla hispana ¡mejor! En días recientes, trascendió que en Uruguay ya se “legalizó” el consumo de marihuana o al menos fue el enfoque que los comunicadores quisieron dar a la nota.

 

Al respecto conviene hacer notar que esa idea de “copiar el modelo chileno”, “adoptar la estrategia argentina”, “asemejar el sistema estadounidense o el holandés”, ha dejado pobres resultados en la mayoría de los campos y aunque uno piense que está de sobra decirlo, a algunas personas les cuesta trabajo entender que ¡el D.F. no es lo mismo que Ámsterdam! Las diferencias que se guardan con países europeos o con naciones sudamericanas, son abismales, por decir lo menos.

 

Así que no se sorprenda usted, si los que se dicen expertos en tema (por cierto, habría que preguntarles dónde aprendieron tanto sobre el consumo de marihuana) quieren convencerlo de su postura a favor o en contra de la “legalización”, citando ejemplos de países distantes y recuerde sólo que hacerlo, es algo típico en la idiosincrasia local.

 

Por otra parte, debe considerarse que en este país muchas buenas ideas suelen ser convertidas en herramientas al servicio de la corrupción o bien, resultan caras y mediocres en su implementación (caso de la supuesta automatización de estacionamientos o casetas para cobro de peaje, que en última instancia, requieren de personal que asista al usuario porque las máquinas no funcionan).

 

¿Debatir o no debatir?

 

Por supuesto que me pronuncio a favor de que se debata ampliamente el tema; que se escuche a académicos, servidores públicos, profesionistas, público en general y ¿por qué no? usuarios adictos de la marihuana. Los tiempos en que existían temas vetados deberían haber quedado atrás.

 

Creo que debe ponerse especial atención a aquellos que tengan ideas sobre cómo regular o normar la venta y distribución: ¿a quién se le vendería?, ¿en qué lugares?, ¿dónde se permitiría anunciarla?, ¿qué incentivos habría para evitar la venta irregular?, ¿qué estrategias se propondrían para educar objetivamente a los niños sobre el tema?, etcétera.

 

Mexican ganja
El consumo de cannabis y otros productos nocivos como el alcohol, no es nuevo en México.

Mi opinión

 

Considero que es imperativo tomar en cuenta el contexto en el que sale a la luz la controversia sobre la regulación de la venta y consumo de cannabis. Los líderes de opinión (Aguilar Camín o Castañeda), los líderes aunque sea morales (Fox) que han levantado la voz, lo hacen desde la posición de confort que representa no detentar algún cargo público de alta jerarquía en la actualidad. Periodistas como Gómez Leyva (que dice que la mariguana podría ser legal en el D.F. en noviembre de 2013) no tiene nada que perder, pues se ha equivocado en el pasado (por ejemplo, con sus encuestas electorales) y pese a ello conserva su credibilidad.

 

Sin embargo, la “alta burocracia” sigue siendo cuidadosa; aborda con gran cautela (la mayoría) el tema, evita comprometerse o caer en el error, incluso evita crear espacios para el debate ¿por qué?

 

MEXICO war on drugs

No podemos dejar de recordar la guerra del gobierno federal contra la delincuencia organizada, principalmente, contra los narcotraficantes. Una guerra iniciada por la anterior administración, heredada y continuada por la actual. Una guerra que para este autor no es más que una simulación, en la que tristemente, lo único real son las víctimas y con ello me refiero no sólo a los muertos y lesionados, sino también a las familias que lo han perdido todo o que han sido desplazadas de sus comunidades.

 

Esa simulación de guerra ha hecho millonario a un puñado de personas por los actos de corrupción que se propician. Son muchos los interesados dentro y fuera del país en que ese sistema pútrido de cohecho y abuso siga generando ingresos. Existen factores reales de poder a los que conviene que las cosas se mantengan en este estado, por lo tanto, estimo altamente improbable que se despenalice y regularice el uso y consumo de la marihuana en el Distrito Federal o en alguna entidad de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Y mi opinión no es la que cuenta

 

No soy un experto en consumo de cannabis, mucho menos en políticas públicas. Desde luego la valiosa opinión del público y en última instancia, de la mayoría[1], es la que importa y debe ser escuchada. No obstante, esta es una gran oportunidad para preguntarse: ¿dónde está el supuesto progresismo de López Obrador en este debate?, ¿qué acciones concretas está tomando sobre el tema Miguel Ángel Mancera, que instituyó la frase “decidiendo juntos” como el lema de la ciudad?, ¿quién de los llamados representantes de la sociedad (PRI, PAN o PRD) está dando voz a los intereses de los millones de consumidores de marihuana, o qué, ellos no votan, no cuentan?

 

Agosto 6 de 2013.

TRC

©


[1] Debe conocerse la opinión de la mayoría, sí, pero debe recordarse también que no toda forma de organización social tiene la fuerza o el poder para convertirse en factor real de poder.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s