¿Ha llegado el final de la “era Chepo” en el tricolor?

Nuevamente, con incomodidad y con un amargo sabor de boca que han dejado las últimas presentaciones de la Selección Mexicana de Futbol, lanzo el siguiente interrogante ¿Debe irse el “Chepo” de la Torre?

La ignominiosa participación del “equipo de todos” en la ronda de clasificación para la Copa del Mundo Brasil 2014 es desde luego el tema más preocupante en la agenda. La Selección Mexicana ha sido incapaz de exhibir un futbol de calidad; más allá del juego bonito (o no), los resultados esperados no se han conseguido y el Estadio Azteca ha dejado de ser garantía de triunfo ante los rivales de la CONCACAF.

Ahora, en la Copa Confederaciones, la Selección Mexicana ha debutado ante la squadra azzurra exhibiendo su inoperancia característica, su falta de llegada y la ausencia de gol que va mucho más allá de que uno de los atacantes atraviese por una temporada de “pólvora mojada”. Ninguno de los elementos que conforman el equipo senior del “Tri” ha sido capaz de orquestar el ataque y anotar.

El equipo Italiano fue claramente superior aunque el marcador no lo haya reflejado.
El equipo Italiano fue claramente superior aunque el marcador no lo haya reflejado.

“México se agranda cuando juega contra rivales de alta jerarquía” es la frase de muchos que pronosticaban que la Selección Mexicana dejaría atrás sus sombrías actuaciones de partidos pasados. Sigue el duelo contra los locales, contra Brasil, en el que si el “Tri” no suma puntos, es probable que quede matemáticamente eliminado de la competencia.

Entonces ¿Debe irse el entrenador? Despedir a José Manuel de la Torre ¿es la decisión correcta? Mi opinión es que no. Es claro que algo no funciona en el “Tri” y que entrenador y jugadores son los principales (si no es que los únicos) responsables de los oscuros pasajes que han brindado a su afición; sin embargo, sigo siendo un convencido de que los procesos deben concluir, aunque concluyan mal, y José Manuel de la Torre debe concluir con el proceso de llevar al “equipo de todos” a la justa mundialista. Si falla, entonces sí será momento de elegir a un nuevo estratega, que encabece la renovación que la selección tanto necesita.

González Iñarritu, de la Torre y Compeán: Los responsables de la debacle (al igual que los jugadores).
González Iñarritu, de la Torre y Compeán: Los responsables de la debacle (al igual que los jugadores).

La no calificación a Brasil 2014, representaría un porrazo anímico contundente, pero más aún, un golpe económico (por el dinero que dejarían de percibir las televisoras) lo cual podría representar el hito que daría pie al remozamiento de la Selección Nacional y la forma de administrarla.

Soluciones a la mexicana

 

Para nadie es un secreto que “los dueños de la pelota”, los magnates mediáticos del país están descontentos con los resultados que ha brindado “Chepo”; se habla de que si es eliminado en la fase de grupos de la Copa Confederaciones, será relevado del mando y que ya se contempla a los posibles sucesores. Se sabe que en Televisa no disgusta del todo que sea “El Piojo” Herrera quien salve al equipo, mientras que los otros magnates han expresado (en privado) su interés por que Víctor Manuel Vucetich tome las riendas, o el propio Luis Fernando Tena, en su defecto. ¿En realidad alguien piensa que contratar a alguno de los mencionados es la solución a la problemática que enfrenta el futbol nacional?

Los nombres de las personas de siempre no me suenan más que a las excusas y a los complejos de siempre. Un entrenador emanado del actual sistema (corrupto, mediocre e ineficiente) no será el que aporte algo nuevo a la Selección Nacional; quizás uno de estos viejos conocidos del futbol mexicano podría llevar al “Tri” al mundial, para regresar después de haber participado en 3 o 4 partidos con el “jugamos como nunca pero perdimos como siempre”. Existimos quienes pensamos que el “Tri” debe estar más allá de estos escenarios y que debe aspirar, por lo menos, a jugar “el quinto partido” y a ubicarse en los primeros lugares de la Copa del Mundo.

Ya que Heynckes, Mourinho, Guardiola, Pellegrini y Hiddink (lo mejores entrenadores del mundo) no tienen interés alguno en venir a dirigir a la Selección Nacional[1], creo que la afición debe revalorar la situación y reconocer que si no se aspira a contar con un entrenador exitoso y reconocido, darle el puesto a uno más de los entrenadores que el ineficaz sistema del futbol mexicano ha generado sólo redituará (en el mejor de los casos) en darle continuidad al profundo bache en el que la Selección Mexicana se ha estancado.

Creo que de la Torre debe rendir cuentas por su gestión y subsanar sus errores; los jugadores deben reconocer sus faltas y asumir una actitud de compromiso, demostrando el orgullo que brinda vestir “la verde” y representar al país en las competencias más importantes de este deporte (lo cual desde luego excluye la convocatoria de Carlos Vela).

Junio 16 de 2013.

TRC

©


[1] En gran parte porque se sabe de las intrusiones que los altos jerarcas pretendieron hacer en la gestión de Sven-Göran Eriksson y que en última instancia llevaron a su penoso despido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s