Florence Cassez: en libertad

 

 

 

Ayer, 23 de enero de 2013, tuvo lugar un episodio de la mayor trascendencia para la historia de la justicia en los Estados Unidos Mexicanos, que debe ser analizado, indispensablemente, por partida doble.

 

Lado A

 

Por un lado, el respeto a la garantía de debido proceso y la observancia del derecho fundamental a la presunción de inocencia fueron no sólo reconocidos sino efectivamente protegidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (“SCJN”) a la ciudadana francesa Florence Cassez, quien fue acusada y sentenciada por el delito de privación ilegal de la libertad (secuestro), tras haber sido aprehendida in fraganti.

 

El ánimo de la SCJN por emitir una resolución favorable a los intereses de Cassez se había hecho notar desde marzo de 2012, cuando un Ministro distinto a quien proyectó la resolución que ayer la dejó libre, proponía concederle el amparo y protección de la justicia federal, con motivo de la escenificación ajena a la realidad que ocurrió tras la aprehensión de Cassez y que surtió un efecto corruptor en el proceso (juicio) penal.

 

Es claro que por lo sensible del caso y sus implicaciones políticas internacionales, la Corte dilató su fallo, para que este no se diera previo a la jornada electoral de julio de 2012. Se trata pues, de un juicio “politizado” de manera interna, eso sin mencionar la presión externa que constantemente ejerció el gobierno Francés para la liberación de su connacional.

 

Lado B

 

Por otro lado, el episodio de ayer demostró que en México, al menos en los hechos, ante casos de violación a derechos fundamentales, los del inculpado son protegidos en un plano de preferencia por encima del de las víctimas del delito. Lo anterior se hace innegable al tener en cuenta que Cassez se encuentra ya en París, disfrutando de irrestricta libertad, mientras que las víctimas de la privación ilegal de libertad que fueron encontradas cuando se le aprehendió, han sido virtualmente olvidadas por la justicia y sus testimonios han sido categóricamente desestimados. Ningún resarcimiento ha habido a la violación de sus derechos.

 

AF MEX

 

 

Es difícil (después del controvertido fallo de ayer) ocultar que el mensaje que se transmite a los extranjeros puede ser “recibiremos a sus nacionales y aunque delincan, se los mandaremos de regreso en vuelo de primera clase por Air France“.

 

Para el análisis jurídico

 

El interés de los estudiosos del Derecho se centra ahora en conocer los razonamientos de la Corte para equiparar la violación al debido proceso a una causa de exclusión del delito (¿o qué, los “secuestrados” también eran parte del montaje, fingían?); intriga también conocer por qué un órgano jurisdiccional que se jacta de operar como tribunal constitucional, ordenó la inmediata liberación de Cassez, en lugar de turnar el expediente al tribunal de origen, para que reponiendo el procedimiento, se dictara una nueva sentencia, dejando de lado el desaseado montaje urdido por los captores de la francesa.

 

De salida

 

Indudablemente el fallo de la Corte es prueba plena de que las autoridades mexicanas incurrieron en violación de derechos fundamentales.  Genaro García Luna, orquestador del infame montaje de la captura de Cassez deberá rendir cuentas por esta tropelía, que deja en una posición vulnerable o de mínima credibilidad a la procuración de justicia mexicana.

 

#Cassez
#Cassez

 

 

Nótese que a menos de 3 meses de que García Luna y Calderón dejaran el poder, este es el segundo revés masivo que se registra a la gestión del primero (el otro fue la desaparición de la Policía Federal creada por García Luna & Co., como uno de los primeros actos de la administración de Enrique Peña).

 

La existencia de servidores públicos como Genaro García Luna (y todos quienes le encubren), así como su su impunidad, nos hacen ver que los verdaderos enemigos del país, la justicia y de las instituciones, están dentro de ellas mismas.

 

Para no olvidar

 

Mención aparte merece el trato preferencial que Florence Cassez recibió durante su estancia en los centros de reclusión del nefasto sistema penitenciario del Distrito Federal; una estancia (celda) privada con todas las comodidades como refrigerador, televisión, acceso irrestricto a telecomunicaciones, régimen privilegiado de visitas, etcétera, son indicadores de la corrupción y desigualdad que impera en el putrefacto mundo de las cárceles mexicanas en las que el común denominador es el hacinamiento, la insalubridad y el autogobierno (corrupto desde luego)… pero de eso, ya nadie se sorprende; Mal. Nosotros seguiremos apuntándolo y reprochándolo en cada oportunidad.

 

La inusitada rapidez y eficacia con que operó el Instituto Nacional de Migración (“INM”), para facilitar el viaje de Cassez al aeropuerto Charles de Gaulle, es una mofa penosísima a los miles de migrantes centroamericanos que normalmente son víctimas de abusos, extorsiones y atropellos por parte del mencionado Instituto en el mejor de los casos… porque en el peor de los mismos, son objeto de trata de personas, delitos sexuales y explotación, a cargo de los agentes del INM, ante la mirada complaciente de un gobierno infiltrado cada vez más por la delincuencia organizada.

 

Enero 24 de 2013.

 

TRC

©

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s