El caso Hank Rhon

Jorge Hank Rhon, nefasto personaje de la política mexicana, miembro del Partido Revolucionario Institucional (“PRI”), fue detenido el 4 de junio de 2011 en su casa de Tijuana por miembros del Ejército, quienes irrumpieron en el domicilio sin mediar orden de cateo o de aprehensión ¡vaya! sin mandamiento judicial alguno, con la coartada de que se le encontró en flagrancia, gracias a una denuncia anónima y al señalamiento de dos personas previamente detenidas en circunstancias igual de arbitrarias.

 

Las autoridades militares manifestaron que a Hank se le encontró en posesión de diversas armas reservadas para el uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, así como cartuchos útiles para las mismas.

 

El político mexiquense fue trasladado a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (“SIEDO”) de la Procuraduría General de la República (“PGR”) con sede en el Distrito Federal.  Al cabo de los días, y una vez “integrada la indagatoria”, la autoridad ministerial federal lo consignó al Poder Judicial para que iniciara el proceso penal en su contra.

 

Para algunos periodistas y analistas políticos, la escandalosa detención del político mexiquense fue urdida por el titular del Poder Ejecutivo federal y aparentaba ser el “as bajo la manga” del Partido Acción Nacional (“PAN”) para desacreditar públicamente al candidato del PRI en el proceso electoral del Estado de México y reposicionar al candidato propio (Luis Felipe Bravo Mena) en las encuestas.  Nunca se dudó que el caso tuviera “tintes político-electorales”.

 

El 14 de junio de 2011, la titular del Juzgado Noveno de Distrito ordenó la libertad de Hank Rhon por falta de elementos para procesar.  En un último intento por retener al político mexiquense, la procuraduría de justicia local lo detuvo en relación a un homicidio en el que presuntamente se encuentra implicado; se solicitó su arraigo mismo que fue denegado ese mismo día, quedando en completa libertad el protagonista de esta historia.

 

Cartón de Fisgón para "La Jornada"

 

 

La PGR, por conducto de la titular de la SIEDO ha expresado su rotundo malestar por el fallo del Juzgado Noveno de Distrito , mismo que tildó de “parcial y subjetivo”.

 

Sobre el caso, Carbonell señaló que la justicia no puede perseguirse a cualquier precio o violando las normas del debido proceso legal.

 

Lo que la jueza Blanca Evelia Parra nos recordó es que si las autoridades quieren llevar ante la justicia a cualquier persona, deben cumplir con las formalidades que señalan la Constitución y las leyes.  Y lo cierto es que, por lo que hasta ahora se ha sabido, en el caso de Jorge Hank Rhon esas formalidades no se cumplieron en modo algunoMiguel Carbonell.

 

En mi percepción, lo interesante del caso es que la decisión del Poder Judicial reavivó la histórica y bochornosa pugna que ha existido en este país entre los encargados de la procuración de justicia (Ministerio Público) y los servidores públicos a cargo de su desarrollo (juzgadores).

 

Así, estimo inoportuno “echar las campanas al vuelo” y desbordarnos en elogios para el Poder Judicial (o tal vez debería decir “La Gran Familia Judicial”) al que en otras ocasiones hemos señalado por sus penosísimos vicios como la corrupción y la ignorancia, así como la ilegalidad manifiesta con que se conducen sus juzgadores, para lo cual basta recordar el caso “Presunto Culpable”.

 

Considero alarmante la existencia de pugilato entre instituciones como la procuraduría y la judicatura, que en nada benefician al desarrollo del país y que solo intensifican la impunidad en beneficio de los delincuentes.  Lo mismo ocurre con las rivalidades que existen entre la Policía Federal y la Procuraduría General de la República, o entre la mencionada policía y el Ejército.

 

El ánimo protagónico de los titulares de las instituciones mexicanas, o el uso indebido de estas con fines electorales o de persecución indebida, tienen como consecuencia la ineficiencia que afecta a la colectividad y al ciudadano común, que se encuentra en medio de estas batallas a causa de las cuales recibe un servicio pobre y deficiente de agentes del Ministerio Público y juzgadores en todas las instancias.

 

Estimo que este vergonzoso episodio es también una muestra de por qué la PGR debe transparentar de manera efectiva su gestión y rendir cuentas a la ciudadanía por los resultados que ofrece.  Recordemos que dicha representación social ha recurrido a diversas argucias y artimañas en el pasado para permanecer en la opacidad, incluso en desacato a resoluciones definitivas del órgano garante del derecho de acceso a la información pública del país (el IFAI), con la complacencia (a caso complicidad) de los más altos mandos del Poder Ejecutivo.

 

El caso Hank debe servir a la ciudadanía para echar un vistazo al putrefacto sistema judicial de nuestro país, en el que muchos pelean y todos pierden, a excepción de la impunidad.

 

Marisela Morales PGR
Cartón de Hernández para "La Jornada"

Junio 16 de 2011.

 

TRC

4 comments

  1. Ya se hizo un remolino en torno a que si entraron a la casa del fulano legal o ilegalmente; mientras tanto, nadie sabe que pasó con las armas de uso exclusivo del ejército que encontraron en su domicilio (dos de ellas utilizadas para el asesinato de dos personas). Estoy seguro que si a mi casa se meten a la brava y me encuentran una resortera calibre 50, me refunden el la cárcel por más de 10 años. Creo que si hay mucho errores en el proceder de las autoridades en este tema, pero no debemos cerrar los ojos ante tan fragante señal de que el fulano Hank Rhon es un corrupto y esta relacionado con el crimen organizado.

    • De acuerdo. Nadie niega la mala reputación y antecedentes de Hank, así como sus presuntos nexos con la delincuencia organizada, por eso es lamentable que la PGR no haya podido sostener la acusación ante el Poder Judicial. Es claro que alguien hizo muy mal su trabajo.

      Por otra parte, lo preocupante es que el Gobierno Federal haga de la violación a los derechos fundamentales su “modus operandi”… y eso que hace unos días FCH fue a California a hablar mal ante graduados universitarios de los tiempos de gobiernos autoritarios (priístas) presumiendo que hoy las cosas han cambiado.

      Saludos.

  2. Y los jueces que lo dejaron libres?, acaso son tan honorables? para mi es una pieza definitiva en el caso, ya que las armas se encontraron en su casa, el arma está ligada con un asesinato y aun así lo dejó libre… no siempre culpemos a la PGR…

  3. […] Sicilia desde su primera intervención hizo una enérgica crítica a lo que llamó “partidocracia”, ese sistema actual (de no-representatividad, como mencionábamos al principio) que tanto daño hace al país; reclamó a Felipe Calderón que como primer mandatario asuma su responsabilidad por el clima de injusticia e impunidad y le cuestionó directamente sobre los paupérrimos resultados que su administración ha ofrecido como en el caso de la Guardería ABC y más recientemente en el caso Hank Rhon. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s