Los disparates de Cordero

En este espacio se ha hablado con anterioridad de lo penoso que resulta que en un año previo a la elección presidencial en México, los servidores públicos se encuentren en campaña permanente, en detrimento de las funciones que su investidura les confiere.

Más penoso aún, resulta el caso del Actuario Ernesto Javier Cordero Arroyo, hoy titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a quienes renombrados periodistas y columnistas como Joaquín López-Dóriga, Ciro Gómez Leyva y Carlos Loret de Mola (entre otros) identifican como el favorito del titular del Poder Ejecutivo federal para ocupar la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN) de cara al proceso electoral para sucederle en 2012.

¿Por qué es penoso el caso Cordero?

Si bien Vicente Fox y Felipe Calderón no se han distinguido por lo oportuno y atinado de sus declaraciones durante sus respectivos sexenios a cargo de la Presidencia de la República, quien hoy se perfila para contender en las urnas por dicho cargo, ha demostrado que comparte uno de los defectos de sus dos antecesores inmediatos.  Primero ocurrió con la insultante y falaz aseveración de que con un ingreso de $6,000.00 pesos mensuales una familia puede pagar la educación de sus hijos en una escuela privada y acceder a un automóvil; posteriormente, Cordero afirmó que México ya no es un país pobre, aunque horas más tarde matizó su declaración vía Twitter, señalando que el país (que según él no es pobre) tiene un problema de pobreza “importante” por enfrentar:

Y la más reciente de las “perlas” que nos brinda el Secretario Cordero se refiere a que con el salario mínimo “hoy se compra más”, pues goza de su mayor poder adquisitivo en décadas.

"Se le ve madera". Cartón de Herández para La Jornada.

Así las cosas, Cordero, quien aspira a la Presidencia de la República, pero aún deberá contender con los miembros de su partido político para acceder a la candidatura, tiene en su haber nefastas declaraciones que sólo denotan su desconocimiento de la situación real que vive la ciudadanía y su desdén hacia los retos que día a día enfrentan mexicanos que sobreviven (si bien les va) percibiendo un salario mínimo, cuyo importe es de $59.82 pesos diarios en el Distrito Federal ($1,794.60 pesos al mes).

"Reconocimiento" Cartón de Magú para La Jornada

Lo que hay que recordarle al Actuario Cordero:

  • Su remuneración mensual[1] neta de $ 145,613.98 pesos equivale a más de 81 salarios mínimos mensuales.
  • Con $59.82 pesos (importe de un día de salario mínimo en el Distrito Federal) alcanza para comprar un kilo de carne y medio kilo de tortillas, nada más.  Si se prefiere gastar ese dinero en otras cosas, ese dinero sirve para comprar un litro de leche, un kilo de frijol y un poco de pan, pero de ninguna manera alcanza para comprar alimentos y además, ponerle gasolina a un automóvil o pagar una colegiatura en escuela privada.
  • Una persona que gana el salario mínimo en el Distrito Federal tendría que ahorrar durante alrededor de 55 meses (más de 4 años y medio), sin gastar un solo peso, para poder comprar el vehículo automotor nuevo más barato del mercado.
  • Con el salario mínimo (y en general, con el salario que gana el ciudadano promedio) no se compra más, sino menos, gracias a la inflación, a los constantes aumentos al precio de la gasolina (gestados desde su oficina) y a la política tributaria mexicana que se empeña en castigar al contribuyente regular, cobrándole más impuestos cada vez más caros, pero que protege a los incumplidos o que declara “incobrables” créditos fiscales de grandes contribuyentes cuyos nombres permanecen en las oscuras profundidades de la opacidad.

Tal vez lo peor es que de aquí a julio de 2012 falta mucho tiempo, que no sólo Cordero, sino muchos de sus colegas (aspirantes todos a ocupar la silla presidencial), emplearán para brindarnos promesas falaces y declaraciones insultantes a la inteligencia.

Esperemos que los electores utilicen su memoria si es que Ernesto Cordero se convierte en el candidato del PAN a la Presidencia de la República, aunque los procesos electorales anteriores nos hacen pensar que probablemente no será así.

Junio 7 de 2011.

 

TRC

©

Nota: Las cantidades contenidas en la presente nota se expresan salvo error u omisión de carácter aritmético.  Recordemos que el experto en números es precisamente él, el Actuario Cordero.


[1] Según información pública visible en el Portal de Obligaciones de Transparencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s