El fracaso de la Selección Nacional en Sudáfrica 2010

Hace 4 años fue en Leipzig, hace un par de días fue en Johannesburg. Argentina eliminó a la selección mexicana de futbol de la Copa del Mundo de la FIFA en la ronda de octavos de final.

 

 

 

Terminó el sueño mundialista para Javier Aguirre y sus 23 jugadores.  Desplegando muy poco futbol, con un pobre desempeño y con un grave error arbitral, México se despidió de Sudáfrica 2010 dejando un amargo sabor en la boca.

 

El “Tri” tuvo una mediocre actuación en la fase de grupos (al igual que en la Copa del Mundo de Alemania 2006) lo cual tuvo como consecuencia el enfrentamiento contra los viejos conocidos de Argentina en la ronda de octavos de final.  El resultado, fue casi el mismo que en Alemania 2006, pues “el equipo de todos” cayó nuevamente ante la albiceleste, aunque en esta ocasión por un marcador de 3- 1.

 Javier el Vasco Aguirre

En su participación mundialista de este año, México ganó sólo uno de cuatro partidos disputados; anotó 4 goles y recibió 6.  Sus más prometedoras estrellas juveniles, Carlos Vela, Giovani Dos Santos y Andrés Guardado, no pudieron anotar un solo gol y tuvieron una participación poco menos que aceptable.

 

Javier "chicharito" Hernández
De rodillas, como siempre

El entrenador Javier Aguirre se empeñó en mantener un cuadro titular conformado por veteranos, como Oscar Pérez, en detrimento de grandes jugadores como Guillermo Ochoa. 

 

Adolfo "Bofo" Bautista
Adolfo Bautista tuvo una nefasta participación en Sudáfrica 2010

Apostó por Cuauhtémoc Blanco como titular en la derrota contra Uruguay, aunque era claro que Blanco no podía mantener la velocidad ni el ritmo del partido.  En la capitulación ante Argentina incluyó a Adolfo Bautista (alias el “Bofo”) quien no había participado en todo el torneo y que tuvo una actuación verdaderamente infame.

 

Adolfo Bautista
¡Infame!

Durante los tres primeros partidos “el Vasco” Javier Aguirre, confió el ataque del equipo nacional al argentino (naturalizado mexicano) Guillermo Franco, quien tuvo una participación mundialista para el olvido.

 

La eliminación de la Selección Nacional de la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010 representa un escandaloso fracaso para el futbol mexicano, pues implica que desde 1994 (es decir, desde hace 16 años) no ha habido progreso en competencias mundialistas y únicamente se ha superado la fase de grupos, en algunos casos dependiendo de los resultados de otros equipos.

 

Javier Aguirre
Uno de los culpables del fracaso

Javier Aguirre y sus pupilos no son servidores públicos, no cobran dinero del Estado, así que no puede exigírseles una rendición de cuentas ni que den una explicación seria y convincente del por qué de su rotundo fracaso; su paupérrima actuación en la Copa del Mundo simplemente se sumará a la historia de mediocridad que comparten otros futbolistas mexicanos que estuvieron a punto de cambiar el “sí se puede” por el “sí se pudo”, pero optaron por ya clásico “jugamos como nunca y perdimos como siempre”.

 

La culpa de la debacle no es sólo del entrenador y de los jugadores.  A los nombres de Aguirre, Osorio y Franco, deben sumarse los de Decio de María y Justino Compeán, quienes al frente de la Federación Mexicana de Futbol, A.C. han sido incapaces de evitar que el futbol nacional adquiera los vicios de la política, manteniendo a la corrupción, la avaricia y el nepotismo como prácticas comunes que opacan el aspecto meramente deportivo que debería ser el único sobresaliente.

 

Decio de María
Otro de los culpables de la debacle

El “gigante de CONCACAF” regresa a casa con las manos vacías; todo parece indicar que Javier Aguirre no renovará su contrato y dejará de ser el entrenador de la selección mexicana, cargo que aspiran a ocupar  el argentino Marcelo Bielsa (alias “el Loco”), José Manuel de la Torre (alias “el Chepo”) y Víctor Manuel Vucetich, entre otros.

 

Resignación y esperanza

Al público y seguidores de “la verde” no les queda más que resignarse, reconocer que el fiasco mundialista es una prueba más del bajo nivel futbolístico del país, reflejo de la podredumbre e inmundicia en que se encuentran hundidos su pueblo e instituciones.  La esperanza de triunfo y de alcanzar la “tierra prometida del quinto partido” (y más allá) únicamente llegará con un cambio estructural en el que se privilegie la cuestión deportiva por encima de intereses comerciales y políticos.

 Aficionada mexicana

Junio 29 de 2010.

 

TRC

 

©

7 comments

  1. No se que espera la aficion mexicana al forjarce vanas esperanzas de la seleccion mexicana de futbol, como si no supiera de sus verdaderos alcances y de que todavia se resienten los malos manejos anteriores cuando los seleccionados eran elegidos por el clasico dedaso de nuestros prepotentes politicos, para sus recomendados por influencias politicas, esa practica frenó el crecimiento de muchos elementos valiosos dentro de nuestro futbol. Seamos realistas aceptemos y pongamonos a trabajar y no queramos sacrificar al tecnico en turno.

  2. We, la chiquita que ilustra ‘Resignación y esperanza’ se parece a Miss Sweets!

    He identificado ya, con bastante precisión, sitios donde ha posado… hay que hacer el viaje.

  3. es solo panbol si nuestra poblacion realizara actividad fisica otra cosa seria pero no es asi fut en la tele, fut en el radio, fut a toda hora, la repetion, los goles , lo mejor de la semana, estampitas, anuncios con panboleros, soccer. fut, panbol por doquier, preguntenle a un niño o mejor dicho a cualquier persona sobre el nombre de al gunos futboleros y los sabran hasta con apodo, pero preguntenle por alguno de los tantos beisbolistas en grandes ligas o atletas nacionales y no saben nada, todo es cuestion de cultura.
    pasaran 4 años mas y la mafia panbolera y televisiva mantendran a este deporte en la mediocridad

  4. […] Desde la segunda mitad de los 90′s he sido un escéptico de la Selección Nacional, convirtiéndome en un crítico de su participación y desempeño en los distintos torneos internacionales.  Son pocos en verdad los momentos de satisfacción y alegría que me ha dado “el equipo de todos” en los últimos años, de hecho, uno se ha acostumbrado al fracaso del equipo, siendo el más reciente (y doloroso) el ocurrido hace cerca de un año en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010. […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s