Los misterios del “Caso Cabañas”

¿Cuándo, dónde, quién, cómo?

 

Como se ha informado en todos los medios disponibles, la madrugada del pasado lunes 25 de enero de 2010 en un centro nocturno (propiedad de los hermanos Ramón y Simón Charaf Medina[1]) ubicado al sur de la Ciudad de México, el futbolista Salvador Cabañas (paraguayo de 29 años) miembro del Club América y de la selección nacional de su país, fue lesionado al recibir un proyectil de arma de fuego (aparentemente de bajo calibre) en la región frontal del cráneo.

 

El futbolista se encontraba en el interior del centro nocturno que explota el nombre comercial Bar-Bar, en compañía de su esposa y de un acompañante más (posiblemente su cuñado).

 

Hoy se sabe que los hechos violentos ocurrieron alrededor de las 05:10 horas en los sanitarios del establecimiento, cuando un sujeto identificado hasta el momento como José J. Balderas Garza (alias “el JJ” o “el modelo”) y quien se presume es su escolta o guardaespaldas de nombre Francisco (alias “el Paco” o “el contador”) ingresaron al baño de caballeros mientras Salvador Cabañas se encontraba adentro; posteriormente se escuchó la detonación de un arma de fuego y tanto “el JJ” como “el Paco” salieron del área de sanitarios, al momento que uno de los guardias de seguridad del establecimiento entró y encontró a Salvador Cabañas herido en el suelo.

 

Los agresores abandonan el lugar y el empleado comunica lo acontecido por radio

“El JJ” y “el Paco” salieron del Bar-Bar por la puerta principal, sin ser cuestionados ni distraídos por nadie.

 

Minutos después el personal del centro nocturno dio aviso a los servicios de emergencia y el malherido futbolista fue trasladado a un hospital privado en la zona del Pedregal.  El establecimiento fue cerrado por sus encargados y no se permitió el acceso a nadie.

 

No fue sino hasta alrededor de las 10:00 horas (es decir, aproximadamente 5 horas después de que ocurrieron los hechos violentos) que quien dice ser el representante legal del Bar-Bar, J. Antonio Domblas, permitió el acceso al centro nocturno a los elementos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) encabezados por el titular de ésta.

 

El presidente del Club América informó a los medios que Salvador Cabañas había sido víctima de un asalto o robo y que estaba completamente descartada la posibilidad de que éste haya participado en una riña.  Asimismo, señaló que Cabañas se encontraba consciente y orientado hasta antes de entrar a cirugía.

 

Salvador Cabañas fue intervenido quirúrgicamente de emergencia.  Alrededor de las 15:00 personal médico ofreció una conferencia de prensa en la que se informó que el estado de salud de Cabañas es “grave pero estable” y que el proyectil se alojó en su cerebro por lo que decidieron “no resecar” ni extraer pues esto podría empeorar la condición del futbolista.

 

Los aficionados al fútbol y la comunidad deportiva (nacional y extranjera) se encuentran conmocionados por estos hechos y desean una pronta recuperación a Salvador Cabañas.  Algunos finísimos integrantes de “La Monumental” (barra de apoyo o “porra” del Club América) se dieron cita en las afueras del nosocomio donde el paraguayo es atendido para manifestar su simpatía en estos momentos difíciles.

 

¿Fisión? ¿nuclear o celular?

¿Por qué?

 

Aún no se ha hecho del conocimiento público cuál fue el motivo que tuvieron los identificados como probables responsables para atentar contra la vida del deportista paraguayo, pero una de las líneas de investigación que ha cobrado mayor fuerza hasta el momento es que una de las personas que acompañaba al “JJ” pudo haber desatado la controversia.

 

Se trata de una mujer rubia de nacionalidad cubana, quien ha dicho ser “bailarina”, cuyo nombre no ha sido divulgado, quien aparece en los videos de seguridad con vestimenta vulgar.  En dichos videos se puede apreciar como esta mujer se encuentra conversando con los hoy probables responsables a las afueras del área de sanitarios, segundos antes de que Salvador Cabañas fuera agredido.

 

Según lo declarado por la esposa del futbolista, esta mujer le pidió a Cabañas que se tomara una foto con ella e intercambiaron palabras.  Se infiere (y esto es sólo una especulación) que esto pudo haber desatado la ira de José J. Balderas Garza, quien al encontrarse con Cabañas en el sanitario se hizo de palabras con él y posteriormente abrió fuego en su contra. 

 

Esta hipótesis cobra sustento con lo declarado por el encargado del sanitario de caballeros, quien afirma haber escuchado “gritos” entre Cabañas y “el JJ”, sin haber podido distinguir lo que se decían; posteriormente (refiere este empleado del Bar-Bar) se escuchó la detonación del arma de fuego.

 

En cualquier caso, el titular de la PGJDF ha anunciado públicamente y en al menos un par de ocasiones que el ataque a Cabañas no se derivó de un asalto o intento de robo, pues este no fue desapropiado de sus pertenencias.

 

 

Lo misterioso:

 

¿Qué hacía un “deportista de alto rendimiento” en un centro nocturno a las 5 de la madrugada?  Si bien es cierto que varios deportistas del Club América han señalado que el lunes 25 de enero era un día de descanso y que no tenían programada sesión de entrenamiento, también lo es que un lugar donde se expenden bebidas alcohólicas y que es frecuentado por individuos de altísimo poder adquisitivo (y/o de dudosa reputación y/o del medio de los espectáculos) no es el mejor lugar para que un futbolista pase su tiempo libre.

 

En el mismo sentido del interrogante anterior ¿qué hacía un futbolista en un centro nocturno que opera al margen de la ley? Esto cuando es del conocimiento público que la venta de bebidas alcohólicas está prohibida después de las 03:00 horas en los establecimientos mercantiles de la Ciudad de México.

 

¿Por qué había un arma de fuego en el interior del Bar-Bar? ¿Qué no para evitar eso contratan a equipos de seguridad privada y/o “cadeneros” cuya estatura y volumen corporal es inversamente proporcional a su coeficiente intelectual?

 

¿Por qué la PGJDF “tuvo la amabilidad” de esperar a que J. Antonio Domblas abriera las puertas del Bar-Bar para realizar las diligencias ministeriales?

 

 

 

¿Qué no es fundamental preservar la escena del delito para realizar investigaciones eficientes?

 

¿Qué acciones tomará la PGJDF contra Simón Charaf, Ramón Charaf y los demás operadores del Bar-Bar a consecuencia de que los baños, escaleras y todos los lugares del Bar-Bar que podrían tener indicios útiles para la conducción de las investigaciones fueron alterados (lavados) por el personal a su cargo? La respuesta es “no sabemos”, pero si sabemos que en este país es más importante tener un abogado influyente (o mañoso) que conducirse con legalidad.  Por cierto, a J. Antonio Domblas lo pueden recordar por ser el abogado de ilustres personajes como el líder minero Elías Morales[2] (asunto en el que Domblas robó impunemente el expediente de la averiguación previa de las oficinas de PGR) y por haber representado en su momento al Grupo Titanium y haber defendido a Alejandro Iglesias Rebollo (dueño del Lobohombo).

 

¿Cuándo reabrirá sus puertas del Bar-Bar?

 

¿Se esclarecerán los hechos violentos ocurridos en dicho centro nocturno y serán penalmente sancionados todos los responsables? ¿Lo sumaremos a la lista de asuntos que fueron atendidos sin eficiencia y con corrupción por las autoridades capitalinas como el del Lobohombo y el News Divine?

 

Por el momento hay más preguntas que respuestas en el “Caso Cabañas”, lo único cierto es que lamentamos lo acontecido y condenamos enérgicamente cualquier hecho violento que ocurra en nuestra ciudad, así como cualquier evidencia de corrupción e ineficacia por parte de las autoridades tanto administrativas (Delegaciones, PGJDF) como jurisdiccionales.  

 

 

Enero 26 de 2010.

 

TRC

 

©

 

Con información de las versiones electrónicas de las siguientes publicaciones mexicanas:

 

La Jornada, Récord, El Universal y Proceso.

 


[1] http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/75861

[2] http://www.jornada.unam.mx/2007/07/05/index.php?section=politica&article=018n2pol

 

10 comments

  1. Creo que cuestionar el porque “Chava” se encontraba en un bar a las 5am, es alejarse de la verdadera pregunta entorno a este caso……………………. que a mi parecer es ¿Quién decoró el interior del bar, con tan mal gusto y carente de estilo? Y tal vez haya otra pregunta ¿Quién decidió poner ese juego de luces en la pista de baile tan naco?

    Ya en serio, creo que la última pregunta que hay que hacerse es porque “chavita” estaba a las 5 am en el bar, toda vez que aun y cuando es un deportista de alto rendimiento, es una persona más con la libertad de hacer lo que mas le parezca, pues ni siquiera como extranjero, tiene limitado o coartado el derecho por la carta magna para asistir a un centro nocturno hasta las 5 de la mañana. Creo yo, que la única manera de limitar ese derecho sería a través de su contrato con el Club, y si en él no se estipuló cosa en contrario, tiene la libertad de asistir a un “centro de convivencia”. Además, no nos debería espantar ni que estuviera en un bar, ni la hora en la que estaba………….

    nrda………

  2. Me parece que es claro que Cabañas no estaba rezando el rosario… todos sabemos lo que uno hace en esos lugares, entonces nos preguntamos ¿cuál era su nivel de alcohol en la sangre antes de la cirugía?, ¿debe un futbolista profesional beber en exceso y desvelarse sólo porque al día siguiente no hay entrenamiento?

  3. si debiera estar en un bar o no me parece irrelevante. lo grave es que crezcan la violencia y la impunidad. desgraciadamente, es necesario que se involucre a personas famosas para que el tema aparezca en los medios.

    ah, me parece irrelevante porque no se trata de un castigo divino o algo por el estilo.

    felicidades por el análisis. muy completo e interesante. ¿seguro eres abogado?

    • “Soon to be” ja ja ja.

      Si, tal vez si pase a segundo plano el por qué estaba en un lugar de este tipo, definitivamente lo alarmante es la violencia, pero ya estamos viendo que ni aunque sea un “VIP” (para algunos) la víctima, se garantiza una participación aceptable de las autoridades.

      Lo de que no hayan accedido al lugar del delito (el M.P. y peritos) con inmediatez es imperdonable… el que los empleados hayan lavado los rastros hemáticos y demás indicios es inadmisible, esperemos no quede impune.

  4. […] “El JJ” es identificado como probable responsable de delitos contra la salud en diversas modalidades, operaciones con recursos de procedencia ilícita, así como de delincuencia organizada.  Asimismo, Balderas Garza es, junto con  José Francisco Barreto García alias “el Contador” o “el Paco”, probable responsable del delito de homicidio en grado de tentativa, cometido en agravio del futbolista paraguayo Salvador Cabañas en los hechos violentos que tuvieron lugar en el centro nocturno (hoy clausurado) denominado Bar-Bar, propiedad de los hermanos Ramón y Simón Charaf Medina. (Para conocer “Los misterios del caso Cabañas dar click aquí). […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s