El PRI “se ve, se siente”

El PRI “se ve, se siente”

 

No han pasado ni 2 meses de la elección intermedia en México, que favoreció en gran medida al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso de la Unión, y ya se empiezan a ver y sentir los resultados de dichos comicios en el aparato de gobierno.

 

De manera enunciativa más no limitativa, mencionaremos dos casos evidentes.  El primero de ellos tiene que ver con el recorte de presupuesto a organismos estimados como “no prioritarios”.  El que ya se ha visto afectado (en palabras de su propia comisionada presidente) es el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), que “hasta la primera semana de agosto ha sufrido tres recortes, el último por 8 millones de pesos[1]”.

 

Aunque se pretenda negarlo, estos recortes (y los que están por venir) afectan las tareas  sustantivas de dicho instituto, y por el momento las labores de difusión y comunicación social han sido considerablemente reducidas.  Atacar al IFAI y por ende a la transparencia de esta manera sólo nos trae remembranzas del más puro priísmo de antaño, en nombre del cual se violaron impunemente derechos fundamentales de manera indiscriminada y se saqueó al país casi de igual manera que hicieron los españoles con la llegada de Cortés, en exceso y con absoluta impunidad.

 

El segundo caso se refiere a la Secretaría de la Función Pública (SFP), dependencia cuya labor no podemos calificar de absolutamente satisfactoria, pero que es necesaria y hoy es embestida por priístas de grueso calibre como el controvertido Manlio Fabio Beltrones (líder de los senadores priístas), quien esta semana sugirió al titular del Poder Ejecutivo federal la eliminación de dicha secretaría.

 

Recordemos que la SFP tiene la misión de “consolidar un Gobierno honesto, eficiente y transparente[2]” y lleva a cabo labores de fiscalización a la gestión pública, además de que está encargada de imponer sanciones (cuando es el caso) a los servidores públicos que incurren en una responsabilidad administrativa.  En concreto, una de las acciones gubernamentales prioritarias de la SFP es “inhibir y sancionar las prácticas corruptas[3]”.  Causalmente, Beltrones sugiere que dichas labores sean encomendadas al poder legislativo[4], del que él es parte.

 

Por último, no podíamos dejar de mencionar al domado titular de la Secretaría de Educación Pública, quien no es priísta, pero ha incurrido en prácticas características de dicho partido, al salir a la defensa a capa y espada de E. Esther Gordillo (líder vitalicia del más poderoso sindicato de maestros) y sus agremiados cada vez que le es posible, incluso ante las contundentes cifras que demostraron que más del 70% de los maestros que buscan una plaza, no tienen los conocimientos necesarios para ocuparlas; cabe mencionar que al momento de escribir estas líneas, muchos de ellos se encuentran dentro de un salón de clases, “impartiendo conocimientos” a nuestros hermanos, a nuestros hijos, al “futuro de México” (¡pfff!).

 

Es por ello que: “¡se ve, se siente, el PRI está presente!, ¡que arda, que duela, el PRI está de vuelta!

 

Agosto 27 de 2009

 

TRC

©


[1] http://www.eluniversal.com.mx/notas/620624.html

[2] http://portal.funcionpublica.gob.mx:8080/wb3/wb/SFP/quienes_somos

[3] Ídem.

[4] http://www.milenio.com/node/274224

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s