Skip to content

Fausto Vallejo: ¿Qué espera para renunciar?

April 10, 2013
VALLEJO Fausto

Mucho se ha dicho y escrito sobre la (a veces) sutil diferencia entre lo público y lo privado. El objetivo del presente texto no es aburrir al apreciable lector con más consideraciones sobre el tema; sin embargo éste viene al caso con motivo del estado de salud del titular del Poder Ejecutivo local en Michoacán de Ocampo, el Dr. Fausto Vallejo y Figueroa.

Primero es preciso recordar que Michoacán es una entidad con 4’ 351, 037 habitantes (1’ 898, 980 de ellos en edad escolar) según lo reporta el INEGI. La misma fuente indica que sólo %54.2 de la población en Michoacán tiene acceso a servicios de salud.

En el último lustro, la opinión pública ha conocido noticias de la más desagradable índole, relacionadas a aquella entidad. Ejecuciones extrajudiciales, “balaceras”, y todo tipo de confrontaciones violentas, la “Familia Michoacana” (delincuencia organizada), la “Nueva Jerusalén” (región en la que el gobierno local y federal tienen nula presencia), surgimiento de grupos de autodefensa y/o policías comunitarias (gente que toma la justicia en propia mano dada la incapacidad de todos los órdenes de gobierno) y conflictos magisteriales constantes, todo ello ante la pasividad complaciente y negligente del gobierno.

Lo privado

En las últimas semanas, Fausto Vallejo, Gobernador de Michoacán, se ha ausentado de sus funciones debido a problemas de salud que le aquejan. ¿Qué tiene? ¿Es cáncer, lupus o algún otro padecimiento incurable? ¿Va a recibir radioterapia? ¿Cuánto tiempo le queda de vida? Nada de eso es de nuestro interés.

Los detalles de sus padecimientos, la gravedad de estos y el tipo de tratamiento a que será sometido, son temas estrictamente privados que ni Vallejo ni su familia tienen obligación de divulgar o comentar públicamente. El público debería renunciar al morbo aunque sea por una vez y dejar por un lado sus dudas sobre los detalles del expediente clínico del mandatario.

¿Qué tiene Fausto Vallejo?

¿Qué tiene Fausto Vallejo?

Lo público

Por otra parte, no podemos olvidar que Vallejo es un servidor público, y no cualquier servidor público, es nada menos que el primer mandatario en la esfera local, es decir, el titular del Poder Ejecutivo en Michoacán; no es poca cosa.

Vallejo asumió el cargo en febrero de 2012, pero dada su constante ausencia, muchos dudan que pueda concluirlo. Es justo en este punto donde se convierte en un tema de interés público el caso de Vallejo, pues la entidad no presume de encontrarse libre de problemas o asuntos pendientes y un hombre enfermo, hospitalizado, no necesariamente será quien ponga manos a la obra.

Además ¿quién en su sano juicio podría decir que Vallejo ha hecho un buen trabajo? Creo que nadie. Quizá por su precario estado de salud, aunque muy probablemente por su mera falta de voluntad (o peor aún, declarada incapacidad y negligencia), Vallejo nada ha hecho por resolver conflictos tan graves como el de la “Nueva Jerusalén”. No ha visitado los centros de reclusión para saber en qué condiciones se encuentran y mucho menos se ha sentado a negociar con los grupos que al margen de la ley, se han organizado para hacer justicia por su propia mano.

Tal parece que la mejor opción a estas alturas es que Vallejo se haga a un lado, se concentre en su atención médica y eventual recuperación y dé la oportunidad a que otra persona se ocupe de los asuntos urgentes que aquejan a los michoacanos.

Grupos de autodefensa que operan al margen de la ley, pero con la complacencia del gobierno local.

Grupos de autodefensa que operan al margen de la ley, pero con la complacencia del gobierno local.

De salida

El gobierno de Michoacán se ha encargado de desmentir en todo momento que Vallejo padezca alguna enfermedad terminal o incurable; buscan hacer creer a la sociedad que su condición no es grave, sin embargo, el mandatario es atendido en las instituciones de salud de más prestigio en el país como el Centro Médico ABC (en la Ciudad de México) e incluso en nosocomios de los Estados Unidos de América en los últimos días (según reportes).

¿Qué mensaje manda Vallejo al %45.8 de los michoacanos que no tienen acceso a servicios de salud? ¿Por qué no es atendido en algún hospital público? ¿No sería una gran oportunidad para que un miembro de la clase política mexicana demostrara que confía en los servicios de salud que brindan las instituciones de seguridad social?

Abril 10 de 2013.

TRC

©

About these ads
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: